PRINCIPIO #1: Devoción SUPREMA A dIOs

  1. ¿Vivo de manera independiente a la voluntad y gobierno de Dios?
  2. ¿Debo ordenar mejor mis prioridades para tener tiempo para Dios: Su palabra y devoción?
  3. ¿Siempre expreso quejas y busco que Dios bendiga mis planes? 
  4. ¿He perdido la alegría de conocerlo?
  5. ¿El temor reverente de Dios está presente en mi vida aun en las decisiones, pensamientos e intenciones que ningún otro ser humano puede ver?

PRINCIPIO #2: LEALTAD SUPREMA A dIOS

  1. ¿A qué le dedicas el 80% de tu tiempo?
  2. ¿Cuáles son las preocupaciones que no te dejan dormir o balancear tu vida?
  3. ¿Tienes deudas que no te permiten vivir en paz?
  4. ¿Qué relaciones necesitan recuperarse a través de la humildad, perdón o arrepentimiento?
  5. ¿Tienes una relación tóxica que requieres terminar?

PRINCIPIO #3: HONOR SUPREMO A dIOS

  1. ¿Le estoy dando buena fama al nombre de Dios en mi forma de hablar?
  2. ¿Le estoy dando buena fama al nombre de Dios en mi familia, en mi trabajo, etc?
Leer 1 Pedro 1:15 (RVR 60) – “Sean santos en TODA su manera de vivir.”