Cultura de Honor

En Convivencia Familiar, construimos una Cultura de Honor a través de disfrutar y conocer a Dios en la Biblia, en la comunión con el Espíritu Santo y al relacionarnos con otros creyentes.

Es por eso que se establecieron estos valores en base a los principios bíblicos eternos, en donde buscamos honrar a Dios y a las personas:

VALORES-19

A L E G R Í A   D E   V I V I R

La vida es para disfrutarla, no para sufrirla. Disfrutamos y convivimos en gozo. La iglesia es para disfrutarla, no para sufrirla. Diseñamos las reuniones amenas, cortas para que la gente las disfrute y quiera traer a sus amigos, familiares y vecinos porque lejos de avergonzarse de su congregación, la disfrutan y quieren que otros la disfruten igualmente, confiando que el consuelo divino dará a cada quien de acuerdo a su necesidad.

VALORES-20

P A S I Ó N   P O R   E L   S E R V I C I O

Así como Jesús vino a servir y dar su vida en rescate por muchos, deseamos servir a todos en amor y con excelencia. Abrimos espacios para que todos sirvan en alguna área de la congregación para el funcionamiento de la misma.

VALORES-21

H U M I L D A D

No hacemos deudores a los que servimos. Reconocemos que no somos Dios para solucionar los problemas de la gente, ni tomamos la actitud de ser indispensables. Preferimos ser subestimados que sobre-estimados. Enfocamos la vista de las personas en Jesucristo, quien es el único que transforma vidas.

VALORES-22

A U T E N T I C I D A D

Somos los mismos en la iglesia, en la casa y en el trabajo. Nos mostramos vulnerables y transparentes. Que la gente sepa que somos seres humanos con debilidades, pero que podemos ponernos de pie por que encontramos en Dios la suficiencia. Al reconocer nuestras debilidades, no lo tomamos como una excusa para seguir igual, sino que estamos en el proceso de perfección por el poder del Espíritu Santo y su Palabra.

VALORES-23

R E L E V A N C I A

Estamos conscientes de que la Iglesia está formada por personas que pertenecen a diferentes generaciones, tienen necesidades e inquietudes; por lo que procuramos conectarnos con sus necesidades reales para poder suplirlas. Reconocemos los problemas reales de la sociedad en la que vivimos y procuramos dar soluciones reales. No amamos la estrategia, visión y tarea. Amamos a Dios y a las personas y nos movemos en la dirección que Dios nos da moviéndonos constantemente.

VALORES-25

G R A C I A   A U D A Z

Damos oportunidades a todos por igual. “Todos son inocentes hasta que se demuestre lo contrario”, y si se demuestra lo contrario damos nuevas oportunidades. Reconocemos que estamos limitados en nuestro conocimiento, por lo que preferimos errar hacia la gracia que hacia el juicio. Gracia audaz es dar oportunidades a todos. Por supuesto que existe gobierno en la iglesia para establecer orden y un buen funcionamiento de acuerdo a la Palabra de Dios, buscando el bien de la iglesia y no solo de individuos.

VALORES-24

G E N E R O S I D A D

Estamos comprometidos con los propósitos de Dios y creemos en dar generosamente nuestros recursos para el avance de los mismos. No damos lo que nos sobra, damos lo mejor de nuestro tiempo, fuerza y recursos para edificar la iglesia y mostrarles a las personas el amor de Dios.