UN MATRIMONIO DE PELÍCULA

MENSAJE POR PS. LUIS E IVONNE ORTIZ

VIERNES, 12 DE FEBRERO, 2021

  • Cuando no se cumplen las expectativas, experimentamos decepción.
  • Llegamos al matrimonio con muchas ilusiones. Debemos reconocer si esa ilusión es real o irreal. Si es irreal, debemos transitar a una expectativa real.
  • Porque sí es posible tener ilusión, porque Dios nos capacitó para tener esa ilusión. El problema es que hemos renunciado a esa ilusión, y entonces los matrimonios se vuelven automáticos, rutinarios, etc.
  • En Cristo esa ilusión puede resurgir y darle sentido al matrimonio.
ILUSIONES IRREALES

1. Si es amor, nunca voy a experimentar desilusión.
Es inevitable experimentar la desilusión, porque es imposible tener un matrimonio perfecto hecho por personas imperfectas.

2. Pensar o creer que el amor es espontáneo y auto sustentable.
(Castillos en el aire) Mi cónyuge debe comprender mis necesidades y suplirlas sin que yo le diga.

3. El amor es reemplazable. Voy a seguir con mi cónyuge hasta q pueda y me convenga. Tengo derecho a ser feliz.
No se tiene que dar un divorcio legal, pero hay un distanciamiento en el corazón, se reemplaza a la pareja con el trabajo, los hijos, los amigos, etc.

EXPECTATIVAS REALES

1. Voy a experimentar desilusión, pero el guion de mi película de amor es la verdad de Dios.
(1 Corintios 13:4-7) Ilustra lo que realmente es el amor.
2. En nuestro matrimonio, mi cónyuge y yo, somos co-protagonistas de una misma historia, asumimos nuestras responsabilidad y roles para hacernos felices y enfrentar problemas.

3. Nuestro matrimonio es un pacto eterno, irremplazable. Voy a esforzarme en la gracia de Dios y madurar.
No se trata de sentirlo, de que te nazca, ¡hay que esforzarnos!
(1 Corintios 13:11; Efesios 5:22-25)

UN MATRIMONIO DE PELICULA

  • Un matrimonio de película en Cristo siempre tendrá un final feliz, pero NO una historia perfecta. ¡Y esa es tu historia! Ustedes la escriben y son los protagonistas. Tendrá un final feliz porque Cristo fue quien diseñó esa historia.
  • Un matrimonio de película, no se define por una escena, sino por permanecer firme en las distintas temporadas.
  • Un matrimonio de película comprende que su guion no tiene final terrenal, sino eterno. (Salmos 139:24)
  • Un matrimonio de película tiene en mente, mas que un “Oscar”, UN LEGADO.