PRINCIPIO #2 - LEALTAD SUPREMA A DIOs

MENSAJE POR PS. LUIS ORTIZ

DOMINGO, 24 DE ENERO, 2021

(1 PEDRO 1:3-4)

“Que toda la alabanza sea para Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo. Es por su gran misericordia que hemos nacido de nuevo, porque Dios levantó a Jesucristo de los muertos. Ahora vivimos con gran expectación y tenemos una herencia que no tiene precio, una herencia que está reservada en el cielo para ustedes, pura y sin mancha, que no puede cambiar ni deteriorarse.”

‭‭Pedro inicia poniendo el enfoque en nuestro Dios soberano que gobierna en autoridad. Y dice que el Espíritu Santo nos hizo renacer para una ESPERANZA VIVA. Porque el Espíritu Santo mora en nosotros y nos imparte su herencia. Y esta herencia es gracias a nuestro Señor Jesucristo, y es incorruptible.

  • Esta herencia la podemos vivir y transforma nuestra realidad, pero la viviremos completamente cuando lleguemos a Su presencia.
  • La obra de Dios es Dios mismo en nosotros que nos transforma.
  • El justo vivirá por fe, no por circunstancias ni por emociones. Dios nos dará el gozo y la paz para enfrentar las circunstancias confiando en una esperanza viva.

Cimientos = Principios

Columnas = Hábitos

Acabados = Oportunidades 

Si establecemos buenos principios y desarrollamos hábitos,  podremos tomar las oportunidades de cada día para formar el carácter de Dios.


PRINCIPIO #1: DEVOCION SUPREMA A DIOS

(ÉXODO 20:1-2)

Versículo 3: No tengas otros dioses delante de mí

  • Habla de nuestro corazón, un corazón que ha experimentado la gracia, belleza y santidad de Dios y tiene ganas de experimentar más.


PRINCIPIO #2: LEALTAD SUPREMA A DIOS

(ÉXODO 20:4) No te hagas imagen de nada de lo que esta arriba en el cielo, ni en la tierra ni debajo de la tierra.

Versículo 5: No te inclines ante ellos ni les rindas culto.

Nuestro corazón tiende a tener otros dioses.

  • Dios es un Dios celoso.
  • Él no forma parte de un catálogo de dioses.
  • Él es Único y Exclusivo porque Él es Verdadero.

Celos: un sentimiento que experimenta una persona cuando sospecha que la persona amada siente amor por otra o cuando siente que otra persona prefiere a una tercera en lugar de a ella.

Hay celos sanos que dan santidad, protección y satisfacción.

Los celos es un sentimiento que experimenta una persona cuando ve una amenaza contra algo que considera propio. 

(ÉXODO 34:14) Dios es celoso de Su relación contigo.

Existe diferencia entre los celos egoístas que buscan la relación libertina, de beneficio unilateral.

Los celos de Dios se fundamentan en un pacto de amor que hizo a nuestro favor a través de Su Hijo Jesucristo.


¿CÓMO IDENTIFICAMOS A ESTOS “DIOSES” FALSOS QUE COMPITEN CON MI LEALTAD SUPREMA A DIOS?

  • Es algo que para nosotros es más importante que Dios.
  • Algo que absorbe nuestro corazón e imaginación; lo buscamos para que nos de lo que solo Dios puede darnos pero sin las exigencias de Su santidad, justicia y amor.
  • Es tan central en nuestra vida, que si lo perdemos, no valdría la pena vivir. Pero si lo obtenemos, la vida tiene significado y valor.
  • El ídolo controla nuestros afectos, nuestra pasión, nuestra energía…

5 CATEGORÍAS DE ÍDOLOS

  1. Ídolos personales 
  • Amor romántico
  • Lea estaba obsesionada con el amor de Jacob
  • La familia
  • El dinero
  • El trabajo

No están mal, pero no deben ocupar el lugar de Dios

2.  Ídolos culturales y regionales

  • Identidad regional
  • Progreso tecnológico

3.  Ídolos sociales

  • El deber y la virtud moral

4.  Ídolos intelectuales

  • Humanismo
  • Nos hacen soberbios y nos apartan del temor de Dios.

5.  Ídolos de Valores absolutos no negociables

  • Dios no nos ha dado una doctrina, sino a Su Hijo, de quien se desprenden valores que transforman nuestras vidas.

¿CÓMO NOS RELACIONAMOS CON ESTOS ÍDOLOS?
  1. Los amamos: soñamos despiertos con ellos, han seducido nuestro corazón.
  2. Confiamos en ellos: buscamos en ellos seguridad, paz y reconocimiento.
  3. Los obedecemos: nos enojan incontrolablemente o nos desilusionan desconsoladamente. Nos hacen sentir culpables o superiores. (Ejemplo: El Perfeccionismo, cuando no lo logramos, nos sentimos culpables, y cuando lo logramos nos sentimos superiores.
 Sin embargo, tarde o temprano nos desilusionarán, porque no son Dios. Exigirán tanto de nosotros, que nos aplastarán.

¿QUÉ HÁBITOS PUEDO DESARROLLAR SOBRE EL PRINCIPIO DE LEALTAD SUPREMA A DIOS?
  1. Establece una vida Cristocéntrica de dependencia y satisfacción solo en Él.
  2. Desarrolla relaciones personales saludables, en donde no ponemos el peso emocional en otros.
  3. Lleva una vida balanceada, otorgándole el valor correcto a tu trabajo, familia, cuidado personal, ocio, etc.
  4. Ten expectativas reales. Empieza con poco.

ÁREAS DE OPORTUNIDAD QUE COMPITEN CON NUESTRA LEALTAD SUPREMA A DIOS
  1. ¿A qué le dedicas el 80% de tu tiempo?
  2. ¿Cuáles son las preocupaciones que no te dejan dormir o balancear tu vida
  3. ¿Qué deudas no te permiten vivir en paz?
  4. ¿Qué relaciones necesitan recuperarse a través de la humildad, perdón o arrepentimiento?
  5. ¿Tienes una relación tóxica que requieres terminar?